Marihuana e impotencia: ¿realmente baja la testosterona?

¿La marihuana baja la testosterona dando impotencia?

Cómo afecta fumar marihuana a niveles de testosterona.

Tratemos de entender primero qué es la testosterona y examinemos cómo interactúa el consumo de cannabis con su producción y con los principales procesos que regula.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es la hormona masculina por excelencia, ya que es la responsable de esos rasgos típicamente masculinos, como la barba y el vozarrón, por ejemplo.

Sus funciones en el organismo son variadas, pero en este artículo sólo veremos las principales, sobre todo las relacionadas directamente con la sexualidad.

Además del papel fundamental que desempeña esta hormona en el desarrollo y el crecimiento del individuo en todas las etapas, desde el feto hasta la edad adulta, la testosterona se encarga de regular el deseo sexual, la erección y su mantenimiento, y la satisfacción sexual. Además, asegura la fertilidad y regula la producción de esperma en términos de calidad y cantidad.

Pero veamos ahora cómo el consumo de cannabis puede interactuar con estas importantes funciones.

¿Cómo interactúa el consumo de cannabis con la testosterona?

Cannabis y actividad sexual.

Hay esencialmente dos formas en las que el cannabis puede ser un poderoso aliado para la actividad sexual.

El mayor enemigo de una sexualidad satisfactoria es, sin duda, la temida disfunción eréctil, tanto para hombres como para mujeres.

Este término se refiere a la incapacidad de lograr una erección del pene o la dificultad para mantenerla el tiempo suficiente para completar el coito.

Aunque todavía no se habla demasiado abiertamente de él, este problema afecta a más personas de las que creemos y sus causas pueden ser de diversa índole.

En primer lugar, la llamada ansiedad de rendimiento, un problema que puede estar causado por dos factores, uno interno al sujeto que lo experimenta y otro vinculado al entorno en el que vive el sujeto y las consecuencias que éste tiene sobre él.

En el primer caso, la ansiedad se desencadena por causas psicológicas: miedo a no estar a la altura o a ser juzgado, por ejemplo.

Las conocidas propiedades ansiolíticas del CBD pueden ser un importante aliado para frenar este problema, ya que actúan relajando la mente y favoreciendo así un rendimiento más despreocupado y, en consecuencia, más satisfactorio.

En segundo lugar, la causa podría estar relacionada con un desequilibrio hormonal, a menudo derivado del entorno en el que se vive o se cría.

Existen formas patológicas de disfunción eréctil generadas por los efectos de la contaminación sobre la producción de testosterona.

Los hombres producen mucha menos testosterona que en el pasado, debido a sustancias como el estrógeno y la dioxina, que están contenidas en niveles extremadamente altos en los alimentos que comemos. Estas sustancias parecen tener un efecto negativo en la producción de testosterona, y no sólo eso. El número de espermatozoides también se ve afectado y se reduce considerablemente.

Incluso en esta situación, el cannabis es capaz de contribuir evitando la acumulación de estas sustancias tóxicas en el tejido graso y favoreciendo su expulsión.

Lee también: Museos de la marihuana en Europa.

Efectos de la marihuana en la vida sexual.

La marihuana parece mejorar la vida sexual de sus consumidores.

La marihuana parece mejorar la vida sexual de los consumidores

Según la ciencia, parece que tomar cannabinoides en cantidades limitadas ayuda a las personas a abordar el sexo de forma más relajada y casual.

Según el terapeuta sexual estadounidense Lawrence Siegel, el THC actúa sobre los receptores cerebrales relacionados con el placer y la excitación sexual, activandolos.

Otra función del tetrahidrocannabinol que no debe subestimarse, sobre todo en este caso, es la de desinhibir, lo cual es sumamente importante, ya que permite que la actividad sexual se desarrolle con mayor libertad y espontaneidad. El cannabis también ayuda a reducir la ansiedad por el rendimiento y aumenta la sensibilidad.

La voz fuera del coro.

En la multitud de opiniones tranquilizadoras sobre las consecuencias que el consumo de cannabis puede tener en el organismo, y en particular en la sexualidad de quienes lo consumen, destaca la opinión del doctor Andrea Militello, el mejor urólogo andrólogo de Italia de 2018.

Según el médico, si bien es cierto que la marihuana potencia la actividad sexual desde un punto de vista emocional fundamental, no es menos cierto que la situación cambia considerablemente cuando se observa desde una perspectiva clínica.

Según el Dr. Militello, el abuso del cannabis “puede causar disfunción eréctil e infertilidad masculina“.

En cuanto a los estudios sobre la función sexual masculina en relación con el consumo de marihuana, los datos recogidos ofrecen un panorama a veces contradictorio, pero lo que se desprende con bastante claridad es que “la marihuana puede mejorar la experiencia subjetiva de las relaciones sexuales, al tiempo que puede contribuir a la disfunción eréctil de forma dependiente de la dosis, es decir, aumentando en relación con la cantidad consumida”.

No se mencionaron los riesgos relacionados con la ingesta de cannabis de forma esporádica y en pequeñas cantidades.

Lee también: Cáñamo: las semillas, sus propiedades y usos en la cocina

En conclusión.

Como suele ocurrir, la ciencia nos ofrece diferentes escenarios de un mismo asunto.

En este caso, para resumir, queda bastante claro que el uso de la marihuana puede aportar una solución más que válida a ciertos problemas, como la ansiedad de rendimiento, si tenemos en cuenta los efectos a corto plazo, pero al mismo tiempo no está exenta de efectos secundarios más que indeseables si se abusa de ella a largo plazo.