¿Perro que come hachís? El riesgo de intoxicación peligrosa es muy alto

Riesgos para el perro que consume hachís

Estos son los principales síntomas de la intoxicación por hachís en los perros y qué hacer para salvaguardar su salud

Aunque la ley prohíbe la compra de hachís y productos similares, a excepción de los basados en el llamado cannabis CBD, no podemos negar que sigue habiendo numerosas personas que obtienen estas drogas.

Desgraciadamente, puede ocurrir que las consecuencias de estas acciones recaigan también sobre quienes conviven con la persona afectada, incluso sobre sus compañeros de cuatro patas. De hecho, los perros pueden sentirse atraídos por el aroma de los productos del cannabis y, cuando estas sustancias se dejan sin vigilancia, existe el riesgo de que las ingieren.

En este artículo explicaremos cuáles son los efectos del hachís en el fiel amigo del hombre y qué se puede hacer para ayudarle a sentirse mejor.

Perro enfermo tras ingerir hachís

¿El hachís es perjudicial para los perros?

La ingesta de hachís puede tener efectos muy graves en nuestros amigos de cuatro patas.

La gravedad de la intoxicación depende del peso del animal, por lo que los perros pequeños son los que corren más riesgo de sufrir los efectos de esta sustancia.

Pero, ¿cuál es la cantidad mínima de hachís que debe ingerir un perro para tener efectos secundarios graves?

Por desgracia, no hay una respuesta precisa a esta pregunta. Dado que el hachís es una sustancia ilegal, no existen métodos de producción estandarizados y de calidad controlada.

Si a este producto se le añaden sustancias cortantes especialmente tóxicas, incluso un trozo minúsculo puede ser letal para nuestras mascotas. Además, la concentración de THC puede variar considerablemente y, con ella, los riesgos para la salud de los perros que ingieren hachís.

En consecuencia, si has infringido la ley comprando esta sustancia ilegal y descubres que tu fiel amigo la ha ingerido, no pierdas el tiempo y llévalo al veterinario inmediatamente: los síntomas de la intoxicación por hachís aparecen muy pronto y, si no actúas con prontitud, tu perro podría estar arriesgando su vida.

Lee también: El cannabis y el hashish envejecidos: los efectos del paso del tiempo en estos productos

Cómo saber si tu perro ha comido hachis

Cuando tengas dudas de que tu compañero de confianza pueda haber ingerido hachís, debes prestar atención a la aparición de cualquier síntoma que demuestra que tus sospechas están justificadas.

A decir verdad, los efectos del THC pueden variar mucho según el perro, y algunos afortunados pueden incluso no mostrar ningún síntoma. En cualquier caso, existe un patrón general de síntomas y comportamientos típicos que indican la ingestión de THC.

He aquí algunas de las más frecuentes:

  • somnolencia;
  • movimientos lentos, inconstantes y descoordinados;
  • incontinencia urinaria;
  • nerviosismo y agitación;
  • vómitos;
  • hiperactividad;
  • pupilas dilatadas;
  • temperatura corporal baja (para ello es aconsejable comprobar con un termómetro rectal para perros);
  • hipersalivación;
  • bradicardia.

La mayoría de estos síntomas aparecen a los 30 minutos de ingerir hachís.

Perro comiendo medicina de carbón activado

Qué hacer para estabilizar a tu perro tras ingerir hachís

Como ya he explicado, lo primero que debes hacer si te das cuenta de que tu perro ha comido hachís es llevarlo al veterinario inmediatamente. Sin embargo, hay situaciones en las que no se puede llegar rápidamente a un especialista.

En tal caso, hay maniobras de primeros auxilios que puedes aplicar para estabilizar la salud de tu perro.

En primer lugar, puedes intentar hacerle vomitar, pero sólo si no han pasado más de 2 horas desde la ingestión. De este modo, el hachís no digerido será expulsado y limitará los daños de la intoxicación.

Para contrarrestar la absorción del THC por el estómago, puedes probar a darle a tu perro carbón activado de farmacia. Este elemento tiene una estructura porosa que puede atrapar sustancias nocivas en el tracto digestivo.

Por último, debes vigilar constantemente la respiración y el ritmo cardíaco de tu perro y buscar ayuda rápidamente si estos signos vitales disminuyen de forma apreciable.

Lee también: Cómo se realiza la purificación del hachís y cuáles son los efectos de esta práctica

En conclusión

En este artículo te he explicado por qué la ingestión de hachís puede suponer un grave riesgo para tu perro, cuáles son los efectos típicos de la intoxicación por THC en tu amigo de cuatro patas y qué puedes hacer para salvaguardar su salud.

Espero que nunca tengas que seguir este consejo: la compra y el consumo de hachís y de cualquier otro producto de cannabis están estrictamente prohibidos y te arriesgas a sufrir graves consecuencias legales si infringes esta norma.

Sin embargo, somos muy conscientes de que hay muchas personas que no respetan la ley y, con su comportamiento imprudente, pueden poner en peligro la salud de sus perros. En estos casos, esperamos que hagan todo lo posible para que el precio de su error no recaiga sobre sus inocentes compañeros.