Marihuana e hígado: ¿sabías que el cannabis tiene un efecto positivo en la enfermedad hepática?

cannabis legal e hígado

Los cannabinoides, o las sustancias contenidas en la marihuana (legal o no) son una panacea para el hígado.

La marihuana CBD, como bien sabes, ofrece numerosos beneficios para el cuerpo. La marihuana sin THC, gracias a los cannabinoides que contiene (en particular gracias al CBD), es un relajante, analgésico, antidepresivo natural … Pero no solo eso: también actúa positivamente frente a las enfermedades hepáticas.

¿Eres escéptico?

Nuestra afirmación se basa en varias investigaciones científicas (ver las fuentes al final del artículo).

El primer estudio del que queremos hablar fue publicado en 2018 en la famosa revista Liver International, que se ocupa de promover estudios clínicos relacionados con la hepatología.

El estudio sobre los efectos positivos del cannabis en el hígado.

efectos del cbd en hígado

El propósito de este estudio, realizado por numerosos investigadores de la Universidad de Massachusetts, el Instituto Nacional de Investigación Científica de la Universidad de Quebec y varios hospitales (incluido el Hospital General del Condado de Howard), fue determinar los efectos de uso de cannabis en la incidencia de enfermedades hepáticas en personas que abusan del alcohol.

Los investigadores indagaron el estado de salud de 319.514 pacientes de 18 años o más que tenían antecedentes de alcoholismo en el pasado o el presente.

Para analizar la incidencia de los cannabinoides en la enfermedad hepática, los investigadores dividieron a los pacientes en 3 grupos:

  • no consumidores de cannabis (90,39%)
  • consumidores de cannabis no dependientes (8,26%)
  • consumidores de cannabis dependientes (1.36%)

Según los análisis realizados, se ha demostrado que los consumidores de alcohol que también usan marihuana tienen menos posibilidades de desarrollar incluso enfermedades hepáticas importantes (que incluyen, por ejemplo, el temido Hepatocarcinoma HCC, tumor hepático maligno) en comparación con los no consumidores.

Advertencia: este no es un consejo para abusar del alcohol y evitar la enfermedad hepática con marihuana. Sin embargo, es una forma de mostrar los efectos positivos de los cannabinoides en nuestro cuerpo, incluso en presencia de sustancias nocivas como el alcohol.

Pero el estudio publicado en Liver International no es la única investigación realizada sobre la relación entre los cannabinoides y el hígado. Vemos a continuación otras investigaciones al respecto.

Lee también: Depresión y marihuana legal: ¿puede el cannabis contrarrestar los síntomas de la depresión?

Otros estudios sobre los beneficios del cannabis en el hígado: el CBD protege contra la esteatosis hepática.

cbd contra la esteatosis hepática

Según un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en Nueva York, publicado por la revista Free Radical Biology and Medicine, “el cannabidiol protege al hígado de la esteatosis inducida por el alcohol”.

La esteatosis hepática, también conocida como “hígado graso”, es una gran acumulación de grasa en las células del hígado. Esta condición, que con el tiempo conduce a la cirrosis, a menudo es causada por el abuso de alcohol.

El CBD, según los análisis de los investigadores, es capaz de proteger el hígado al evitar la acumulación de grasa, ya que favorece mecanismos particulares. Estos procesos son los siguientes:

  • inhibición del estrés oxidativo,
  • El aumento de la autofagia celular, o la auto-eliminación de células innecesarias o dañinas para el organismo.

Un estudio adicional demuestra cómo el CBD contenido en la marihuana puede proteger el hígado del daño del exceso de cadmio.

Lee también: Marihuana legal Lemon Haze: todo lo que necesitas saber

Daño del cadmio en el hígado y efectos positivos del CBD : aquí están los detalles del estudio.

La investigación, realizada por investigadores de la Universidad King Faisal (Arabia Saudi), se publicó en 2013 en el Journal of Trace Elements in Medicine and Biology.

El estudio, realizado en ratones, demuestra el efecto protector del CBD contra la toxicidad hepática inducida por una dosis única de cloruro de cadmio (6.5 mg por kg).

El tratamiento con cannabidiol (5 mg por kg una vez al día) se aplicó durante cinco días, comenzando tres días antes de la administración de cadmio.

El CBD administrado a ratones realizó las siguientes funciones:

  • reducción significativa de la alanina aminotransferasa sérica (enzima intracelular presente en el hígado que aumenta en presencia de daño hepático);
  • supresión de la peroxidación lipídica del hígado, es decir, degradación oxidativa de los lípidos;
  • evitó el agotamiento de glutatión (que tiene propiedades antioxidantes) y óxido nítrico (gas que permite la comunicación celular);
  • favoreció la actividad de la catalasa, una enzima muy importante para nuestro cuerpo;
  • atenuó el nivel de cadmio en el tejido hepático.

El examen histopatológico también mostró que el tratamiento con marihuana CBD mejoró significativamente la lesión del tejido hepático (causada por la administración de cadmio).

Por lo tanto, los investigadores concluyeron que el cannabidiol puede representar una posible sustancia protectora del tejido hepático contra los efectos tóxicos y dañinos del cadmio.

Este metal pesado está presente en el agua, el aire e incluso en la corteza terrestre y a menudo es absorbido por los cultivos agrícolas (y, en consecuencia, ingerido por el hombre y los animales).

Una vez tomado, es muy difícil deshacerse de él (el tiempo de eliminación puede variar de 10 a 30 años) y en casos graves puede provocar infecciones del tracto gastrointestinal, infecciones pulmonares o incluso la muerte.

Conclusiones

El CBD, contenido en grandes cantidades en el cannabis CBD, puede ser un gran aliado para el bienestar del hígado y la prevención y control de enfermedades hepáticas, tanto en el caso del alcoholismo como en el caso de la ingestión de sustancias altamente tóxicas como el cadmio.

¿A qué estás esperando?

¡Haz tu pedido de marihuana legal ahora en justbob.es !


Fuentes:

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/liv.13696

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0891584913015670

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0946672X13000953