Cadena de suministro del cáñamo: por qué es importante que esté certificada

La importancia de la certificación de la industria del cáñamo

Aclaración de la cadena de suministro de cáñamo: descubre cuál es su papel y cómo se regula

En la producción de cannabis light, uno de los aspectos más importantes es la certificación de la cadena de suministro de cáñamo.

Por ello, a nivel italiano, las instituciones han apoyado firmemente la creación del Consorcio Nacional, cuyo objetivo es proteger este sector, considerado legal en el país, centrándose en la trazabilidad de los productos y en la obtención, por parte de los productores, de todas las certificaciones necesarias.

Esta iniciativa es también de importancia fundamental para una mayor protección de los consumidores.

De hecho, las empresas productoras de cannabis legal deben cumplir con una normativa precisa y definida, que pronto se legislará mediante decretos especiales. Así pues, la cadena de suministro del cáñamo está cada vez mejor organizada gracias a la colaboración de los operadores de todos los sectores, al igual que en cualquier otro sector de producción.

El sector del cáñamo es muy amplio. A nivel industrial, de hecho, se puede utilizar en diversos campos como el textil, la cosmética, la agroalimentación, la construcción y mucho más.

La creación del Consorcio, por tanto, además de proteger a los productores, que se dividen en muchas pequeñas empresas, también permite a los consumidores recibir un producto controlado, certificado y, sobre todo, de calidad, ya sean semillas, aceite, alimentos o cualquier otra cosa.

Cultivo de cannabis

Cómo distinguir el cannabis light de las cadenas de suministro de cáñamo certificado

A la hora de comprar cáñamo light , es importante saber distinguir un producto de alta calidad de uno de baja calidad para evitar correr riesgos legales por un producto no certificado.

Los fabricantes y cultivadores tratan de mantener un alto nivel de calidad, incluyendo un alto contenido de CBD. Además, muchas empresas recurren cada vez más a la producción ecológica, que no utiliza pesticidas peligrosos ni otros productos químicos, para que todos los consumidores puedan tener la seguridad de que el cannabis es de calidad.

¿De dónde viene este enfoque sobre quién controla la cadena de suministro?

Tras las recientes pruebas aleatorias realizadas en una serie de productos en todo el mundo, se ha descubierto que algunos fabricantes no cumplen con la información que figura en las etiquetas.

De hecho, los ingredientes analizados a menudo no se corresponden con lo declarado en el envase. Uno de los elementos más evidentes es la concentración incorrecta de ingredientes activos en la etiqueta.

Este hecho debería hacer que te des cuenta, aún más, de lo fundamental que es para la industria del cáñamo cumplir con las certificaciones y regulaciones actuales. Hay que poner al usuario en condiciones de elegir un producto de calidad que se adapte realmente a sus necesidades.

Otro aspecto fundamental que debe tenerse en cuenta es la información sobre la trazabilidad de los ingredientes básicos que utilizan las empresas. Este control adicional sirve para evitar encontrarse con hierba ligera potencialmente contaminada.

Pero, ¿cómo se reconoce el cáñamo legal de calidad?

Desde las inflorescencias hasta los derivados, la cadena de suministro del cáñamo se basa en un tipo de cultivo que tiene características distintas. Por lo tanto, si vas a coleccionar este producto, debes aprender a reconocer sus características distintivas para asegurarte de que estás comprando una lámpara de cannabis de alta calidad.

Una característica a tener en cuenta son los cristales en la superficie de los cálices y las hojas. Al comprobarlos, podrás ver la presencia de tricomas, que permiten la formación de CBD, y de terpenos, que determinan el sabor y el olor.

Este último aspecto es fundamental: si hueles un olor desagradable, similar al del heno, estás tratando con cáñamo procedente de una cadena de suministro de baja calidad y no controlada.

Por el contrario, un olor afrutado y dulce indica que se trata de cannabis light procedente de cultivos debidamente tratados y controlados.

El tacto también ayuda a percibir la calidad. Cuando se huele un nivel alto de cannabis light se debe sentir suavidad y firmeza, características que indican un buen grado de humedad y la presencia de tricomas.

Lee también: Madera de cáñamo: orígenes y ventajas de este material

La importancia de las certificaciones en una cadena de suministro controlada

Los agricultores que tienen una licencia para cultivar cáñamo deben comprar semillas de una lista precisa y detallada proporcionada por la Unión Europea.

Estas semillas tienen un contenido de THC no superior al 0,2%.

Además, la licencia concedida a los agricultores les permite plantar cannabis ligero, cosecharlo y secarlo como biomasa agrícola.

A diferencia de Europa, en otros estados, como Estados Unidos, este modelo es más flexible. De hecho, no hay una lista definida de semillas y hay menos restricciones sobre el contenido de los distintos componentes (el THC tiene un límite del 0,3%).

El control de la cadena de suministro exige que la planta, tras ser transformada en biomasa, se someta a minuciosas pruebas para detectar la posible presencia de sustancias nocivas como metales, insecticidas y pesticidas. Además, en esta fase también se detectan los niveles de cannabinoides. Si el cultivo supera los distintos controles, el agricultor es libre de vender la biomasa, que puede destinarse a distintos usos.

Por lo tanto, si usted recoge este producto, es importante que conozca la importancia de estas pruebas que certifican la cadena de suministro del cáñamo.

Gracias a las pruebas microbiológicas, puede estar seguro de que está comprando un producto libre de toxinas, bacterias, moho, metales y otros productos peligrosos. Además, los niveles de ingredientes activos contenidos en el cannabis light también están certificados y garantizados.

Pero, ¿cuáles son las certificaciones de las que deben disponer los cultivadores de cáñamo?

En primer lugar, es esencial obtener las certificaciones “GAP (Good Agricultural Practice)” y “GHP (Good Handling Practices)”. Estos garantizan que el producto se ha producido, envasado y almacenado de forma segura y que se han respetado las normas y prácticas de seguridad alimentaria.

En cambio, si el cultivo de cáñamo se destina a un uso farmacéutico, hay que obtener la certificación GMP (Good Manufacturing Practice), que hace referencia al acuerdo sobre normas de calidad. Disponer de esta documentación supone reducir los riesgos de producir medicamentos de baja calidad. Sin embargo, si el cáñamo se destina a la venta como cannabis light, no es necesaria esta certificación, ya que el sector no la exige.

La certificación CRM (Certified Reference Materials) sirve para garantizar un alto nivel de trazabilidad. Al adaptar esta prueba a las diferentes leyes estatales sobre el cannabis, los laboratorios podrán dar más garantías sobre la seguridad de sus productos.

Análisis de laboratorio para el sector del cáñamo

Una gran ventaja del sector del cáñamo: es orgánico y ambientalmente sostenible

La producción de cáñamo ofrece varias ventajas medioambientales en comparación con otros cultivos agrícolas.

Una de ellas es que es totalmente sostenible. No se utilizan pesticidas ni productos fitosanitarios. Una cadena de suministro certificada comienza con el análisis, el control y la limpieza del suelo. Se trata de una cadena de suministro naturalmente orgánica que no causa daños ni consecuencias al medio ambiente ni a la salud humana.

El cultivo del cáñamo requiere poca agua y a menudo incluso el agua de lluvia es suficiente. El cáñamo también es capaz de absorber el polvo fino y puede limpiar el suelo contaminado.

Lee también: Canadá: La legalización del cannabis no ha aumentado los accidentes de tráfico

La importancia de la certificación de la cadena de suministro también en los derivados

La cadena de suministro certificada y la legislación sobre la luz del cannabis tienen una importancia fundamental también para el hachís y el aceite de CBD legales.

La garantía de un producto certificado es de suma importancia para ofrecer a los consumidores un producto que cumpla determinadas características y no contenga ingredientes activos perjudiciales. De hecho, el control de la cadena de suministro es esencial para evitar que este tipo de mercado sea manejado por figuras con fines ilícitos.

Esto sugiere la importancia de una legislación ligera sobre el cannabis que pueda ayudar a minimizar la venta ilegal de marihuana. Esto se ve respaldado por los datos que muestran que el número de plantas cultivadas ilícitamente se ha reducido drásticamente en los últimos años.

Si se regula la venta y la producción de marihuana de la mejor manera posible, se podrá combatir el comercio ilegal de la misma de forma más eficaz y se podrá cortar el mercado negro.

Esta lucha es especialmente importante para la protección de los jóvenes, que a menudo desconocen las consecuencias de consumir productos no controlados y que no proceden de una cadena de suministro certificada.

Después de este breve debate, le invitamos a visitar nuestra tienda de cannabis light.

En Justbob.es puedes encontrar cogollos de hierba legales de la mejor calidad y muchos derivados seguros para coleccionar.

Esperamos verte en nuestra tienda: ¡hasta pronto!