¿Tricomas maduros? Cómo averiguarlo con total seguridad

¿Cómo entender y estar seguro de que los tricomas están maduros?

Los tricomas maduros equivalen a una cosecha de calidad: aquí se explica cómo identificar la maduración correcta de los tricomas y por qué es importante.

En el mundo del cáñamo legal, para poder obtener cultivos de calidad de los que obtener aceite de CBD, hachís legal e inflorescencias fragantes, es importante poder identificar exactamente el momento adecuado para la cosecha.

Si cometes un error al cortar las hojas, por ejemplo, corres el riesgo de comprometer meses y meses de cultivo.

Si el mundo del cannabis CBD te fascina y quieres saber más sobre uno de los momentos cruciales en el trabajo de los cultivadores de cáñamo, aquí puedes conocer cómo saber que los tricomas están maduros y por qué es importante identificarlos.

¿Qué son los tricomas? Descubriendo los comunicadores del cáñamo.

Cuando se trata de cannabis (tanto del clásico como de la marihuana CBD), las terminologías asociadas con él son muchas. Una de las palabras extrañas que probablemente hayas escuchado con más frecuencia es “tricomas”.

Pero, ¿qué significan los tricomas?

O como sería más correcto decir: ¿qué son los tricomas?

Los tricomas son componentes invisibles de las plantas de cáñamo, son pequeños tallos con un extremo en forma de hongo que cubren principalmente las inflorescencias y los folíolos más pequeños de la planta.

Ampliación de una inflorescencia con tricomas inmaduros.

Aunque la palabra tricomas proviene del griego y significa “crecimiento del cabello”, es importante no confundir estos componentes con los pistilos, filamentos mucho más largos visibles a simple vista (siempre que sea en plantas femeninas en su fase de floración).

Ahora probablemente te estés preguntando cómo observar los tricomas, ya que acabamos de decir que son invisibles.

Bueno, para poder verlos necesitas usar un microscopio o una lupa, pero a pesar de su pequeño tamaño, ¡estos pequeños filamentos son realmente muy importantes!

¿Por qué?

En primer lugar, la producción de resina, cannabinoides y terpenos depende de los tricomas, es decir, todas aquellas sustancias y aromas del cáñamo tan queridos en los más variados sectores y de los que se obtienen hachís legal, aceite de CBD y muchos más productos.

Además, los tricomas, nuevamente debido a la producción de estas sustancias, tienen un papel decisivo en la protección de las plantas: la resina protege contra los dañinos rayos UV, el viento y los ataques de insectos y parásitos, pero también el olor de los terpenos desalienta a los roedores y a varios insectos de atacar a la planta.

Y por último, pero no por ello menos importante, los tricomas pueden ofrecer a los cultivadores de cáñamo información fundamental sobre las características de las inflorescencias.

Veamos cómo los tricomas maduros o aún en desarrollo se comunican con los cultivadores de marihuana.

Lee también: Tricomas ámbar en el cannabis: características y detalles

Desde los tricomas más jóvenes hasta los tricomas maduros: por qué reconocerlos es fundamental.

Los tricomas pueden considerarse verdaderos mensajeros de las plantas de cannabis legal.

Además de tener un papel determinante para la salud de la planta, estos pequeños filamentos que aparentemente recuerdan el efecto de la escarcha, en función del aspecto que adquieren, son capaces de dar a quienes cultivan las plantas indicaciones sobre el estado de maduración de las inflorescencias, del tipo de cannabinoides desarrollados y de la cantidad (de forma indicativa).

Si esto te suena absurdo, a continuación podrás comprender mejor por qué es importante reconocer los tricomas maduros.

  • Tricomas transparentes.
    Cuando los tricomas aún son jóvenes, al ser examinados con una lupa aparecen transparentes y translúcidos. El cáñamo legal, por tanto, no ha producido suficientes cannabinoides y terpenos en esta etapa, por lo que cosechar cogollos en esta fase sería un error.
  • Tricomas opacos y lechosos.
    Pero a medida que los tricomas maduran y comienzan a producir cannabinoides, su apariencia también cambia: de transparentes y brillantes se vuelven opacos y también adquieren un color blanquecino.
    En esta etapa , se desarrolla una alta concentración de CBD en cultivos de cannabis legal, mientras que el THC prevalece en las plantas de marihuana clásica.
  • Tricomas ámbar.
    Cuando empieces a ver los primeros tricomas de color ámbar, finalmente podrás hablar de tricomas listos para la cosecha. En esta fase los tricomas han sufrido una nueva variación, por lo que comienzan a producir una serie de sustancias con un efecto más calmante y sedante, y menos “energizante” y “eufórico”.
Brote de cáñamo con tricomas maduros

En la mayoría de los casos, aunque también depende de la especie de cannabis CBD o con alto contenido de THC que se esté cultivando, el momento ideal para cosechar es cuando los tricomas están maduros, pero no totalmente de color ámbar.

La recolección de cogollos y sugar leaves cubiertos con tricomas mixtos permite una mezcla bien equilibrada de cannabinoides, terpenos y aromas.

Por esto es fundamental reconocer cuándo los tricomas están maduros.

Cuando estos pequeños filamentos productores de resina aún se están desarrollando, las flores todavía están ligeramente perfumadas y los cannabinoides también son escasos o mal equilibrados.

Además de esto hay que tener en cuenta que algunas genéticas de cannabis tienen tricomas que aparentemente no maduran porque permanecen blancos, pero en realidad se trata de una peculiaridad de la variedad. Para dar una indicación de la correcta maduración de las flores también encontramos indicaciones en los pistilos, unos largos filamentos que se vuelven ámbar al madurar.

Lee también: ¿Qué se puede hacer con las hojas de cannabis?

Para concluir.

Ahora tú también conoces la importancia de los tricomas maduros.

Si alguna vez has tenido que lidiar con inflorescencias de cáñamo legal y muy fragantes (como las que puedes encontrar en nuestra tienda Just Bob ), significa que se cosecharon en el momento adecuado, justo cuando los tricomas estaban lo suficientemente maduros.

Por otro lado, cuando el olor de la inflorescencia es poco fragante, significa que fue recolectada demasiado pronto o demasiado tarde.

En resumen, la maduración de los tricomas realmente marca la diferencia.

Después de este análisis, si eres un coleccionista de marihuana legal y también te gusta coleccionar sus derivados basados ​​en CBD, te invitamos a visitar nuestra tienda online de marihuana CBD Justbob.es .

Muchos productos de primera calidad te esperan: ¡hasta pronto!