¿Se puede tratar la ansiedad con cannabis? Aclaremos

¿Es posible curar la ansiedad con cannabis?

Esto es lo que dicen las pruebas científicas sobre la eficacia del cannabis para combatir los estados de ansiedad

La ansiedad es un trastorno que afecta a muchas personas en todo el mundo.

Solo en Italia, 2,2 millones de personas sufrieron ansiedad crónica en 2015, mientras que en Estados Unidos se ha descubierto recientemente que 6,8 millones de personas padecen el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG).

Cifras alarmantes, sin duda.

Por lo general, para limitar los síntomas de la ansiedad y la depresión se utilizan antidepresivos, benzodiacepinas y muchos otros fármacos, que provocan innumerables efectos secundarios.

Por ello, muchas personas se han preguntado si es posible sustituirlos por el CBD.

¿Se puede tratar la ansiedad con cannabis light?

Los resultados de las investigaciones que se han realizado sobre este tema son alentadores, pero si quieres saber más, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

A continuación, descubriremos si el uso de la hierba CBD para relajarse y combatir la ansiedad y la depresión puede ser una buena idea (en los países donde es legal hacerlo, por supuesto).

Chica durante un ataque de ansiedad

El cannabis CBD contra la ansiedad: ¿funciona realmente?

Ansiedad, palpitaciones, miedo, temblores… Son reacciones que el cuerpo desarrolla para defenderse de las amenazas.

Sin embargo, cuando atravesamos periodos concretos, o tras traumas de diversa índole, puede ocurrir que el cuerpo manifieste estos estados de ánimo, acompañados de otros síntomas incapacitantes, incluso cuando, en teoría, no sería necesario.

Por desgracia, los estados de ansiedad (que pueden ser generalizados, sociales, etc.), los ataques de pánico, las taquicardias y la depresión pueden tener un impacto negativo en la vida de los afectados, por lo que la medicación se da casi por sentada, y sus efectos secundarios no se hacen esperar.

Sin embargo, últimamente hemos oído hablar mucho de personas que han intentado tratar la ansiedad con cannabis, en particular con el cannabis light, la planta con altos niveles de CBD y niveles muy bajos de THC.

¿Funciona realmente?

¿Están probados los efectos positivos del CBD sobre la ansiedad y la depresión?

¿O es sólo un rumor?

Hasta ahora, numerosos estudios científicos de todo el mundo han demostrado que el cannabidiol (CBD) interactúa con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide humano y con la serotonina, por lo que este ingrediente activo tiene la capacidad de influir en la regulación del estado de ánimo, las emociones y el sueño.

Sin embargo, según muchas organizaciones científicas de renombre, los datos que tenemos hasta ahora no son suficientes para considerar el CBD como una cura real.

Por eso se sigue investigando, sobre todo por los resultados muy alentadores de algunas pruebas.

Lee también: Proteína de cáñamo: opiniones sobre propiedades, beneficios y contraindicaciones

CBD para la ansiedad y la depresión: ¿Qué dicen los resultados de las pruebas?

Para determinar si tomar marihuana con un alto contenido de CBD es realmente útil para contrarrestar los efectos de la ansiedad, la depresión y los ataques de pánico, se necesitan muchos datos, que sólo pueden obtenerse mediante pruebas y encuestas.

A continuación, nos gustaría hablarte de tres de los resultados positivos más conocidos.

Estudio publicado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas

Comencemos con lo que se informó en los archivos del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA).

Este artículo informa sobre una prueba con ratas de laboratorio que sufren los síntomas más comunes del estrés y la ansiedad. Los resultados de este estudio mostraron que la administración de CBD devolvía a la normalidad tanto el comportamiento de los animales como sus condiciones fisiológicas (como el ritmo cardíaco).

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas también informó de los resultados de las pruebas clínicas y de laboratorio en humanos en las que se utilizó el CBD.

Lo que resultó fue que el cannabidiol, tomado por algunos pacientes que sufrían de ansiedad, les facilitaba la realización de tareas estresantes como hablar en público.

En otros casos, el CBD ayudó a los enfermos de estrés postraumático a olvidar los recuerdos dolorosos y a dormir mejor gracias a la disminución de las pesadillas.

También se ha demostrado que el CBD mejora el estado general de los pacientes con trastorno de ansiedad social.

Niño usando teléfono para prueba de cannabis

Estudio de la Universidad Estatal de Washington

La Universidad del Estado de Washington (WSU) también quería demostrar hasta qué punto el cannabis legal podía ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad, estrés y depresión (los llamados trastornos).

El equipo de investigadores de la universidad analizó una muestra de unos 1.400 individuos que padecían estos problemas.

En este caso, se eligió una “prueba naturalista”; de hecho, los participantes en la prueba consumieron cannabis durante la vida cotidiana y no en un laboratorio o en un entorno ambulatorio.

Durante el periodo de prueba, estas personas se dedicaron a expresar el nivel de su estado de ánimo a través de una aplicación, con una escala del 1 al 10 disponible.

Del análisis de las respuestas (que fueron más de 12.000) se desprende de inmediato que el consumo de cannabis con alto contenido en CBD es muy beneficioso para reducir los síntomas de ansiedad, estrés y depresión hasta en más de un 50%.

Estudio de la Universidad de São Paulo

La Universidad de São Paulo (Universidade de São Paulo, Brasil) también realizó estudios muy interesantes sobre los efectos del CBD para contrarrestar la ansiedad y la depresión.

En una de las pruebas, 27 voluntarios que padecían ansiedad y depresión tomaron 300 mg de CBD media hora antes de responder a las preguntas del test.

Una vez más, el resultado fue muy alentador y, además de demostrar que el cannabidiol era muy útil para tratar la ansiedad y la depresión, también destacó el hecho de que esta sustancia evita todos los efectos secundarios de los fármacos habitualmente utilizados para tratar estos trastornos.

Las diferencias entre el CBD y el Xanax (por nombrar uno de los medicamentos más recetados para la ansiedad y la depresión), por tanto, son sustanciales.

El CBD actúa sobre el sistema endocannabinoide reequilibrando los ciclos biológicos del cuerpo que previamente han sido alterados por causas externas.

Por otro lado, fármacos como el Xanax actúan como paliativos y pueden dar lugar a diversos efectos secundarios, incluida la adicción.

Lee también: Cómo se fabrica el hachís en los principales países productores

Para concluir

Los datos sobre los efectos del cannabis light en la ansiedad hablan por sí solos: este producto es capaz de mejorar el estado general de sus usuarios.

Sin embargo, en países como Europa, tomar estos productos sigue siendo ilegal.

Probablemente esto sólo cambiará cuando las nuevas investigaciones muestren muchos más resultados positivos.

Mientras tanto, si eres un fanático del cannabis legal y te gusta coleccionar sus cogollos y derivados, te invitamos a visitar nuestra tienda de cannabis light.

Navega por el amplio catálogo de Justbob.es y estamos seguros de que encontrarás lo que buscas.

¡Te esperamos!