Semillas de cannabis: ¿masculinas o femeninas? Estas son las principales diferencias.

Semillas de cannabis y marihuana cbd

Todo lo que necesitas saber sobre las semillas de cannabis masculinas y femeninas.

Para los cultivadores de marijuana CBD y de marihuana clásica, es realmente importante determinar el género de las semillas, es decir, distinguir las semillas de cannabis femeninas de las masculinas. La razón es simple: solo las semillas de marihuana femeninas producen flores, también conocidas como yemas, es decir, la parte de la planta rica en resina y, en consecuencia, THC y otros cannabinoides.

Sin embargo, debes saber que las semillas pueden ser masculinas, femeninas o hermafroditas. Las hembras producen las flores que secretan la resina, mientras que los machos forman pequeños sacos de polen cerca de la base de las hojas.

Con los años, los productores han aprendido que las plantas femeninas no polinizadas por los machos continúan produciendo resina, y las flores que no han sido polinizadas tienen muchas más probabilidades de producir cannabis con un alto potencial de THC.

Pero, ¿hay alguna manera de saber si una semilla es femenina antes de que la planta crezca?

Determinar si las semillas de marihuana son masculinas o femeninas

semillas de marihuana cbd y clásica

Simplemente mirando las semillas es prácticamente imposible decir cuáles son masculinas o femeninas. La única forma para que los productores conozcan el sexo de la planta es plantarlas y luego esperar (o comprar semillas de cannabis exclusivamente feminizadas).

Después de algunas semanas, las plántulas comenzarán a florecer o formarán un pequeño brote en el punto central de una rama. Una de las primeras señales de que la planta de cannabis es femenina es la aparición de pistilos delgados, generalmente blancos.

Alternativamente, los productores pueden recurrir a laboratorios que pueden verificar el sexo de la planta inmediatamente después de la germinación, eliminando la espera de aproximadamente 6 semanas para conocer su género.

Algunas compañías, por ejemplo, venden un kit para determinar el sexo de la planta. Simplemente presiona un cotiledón u hoja embrionaria en el papel de filtro del kit y envíalo al laboratorio que te indiquen. Allí someten la hoja a una prueba para determinar si está presente el cromosoma “Y”, lo que confirmaría el género masculino (al igual que sucede en los hombres).

Hace un poco mencionamos las semillas de marihuana feminizadas, que son la mejor alternativa que los productores tienen para producir plantas exclusivamente femeninas.

Vemos a continuación en detalle estas semillas.

Lee también: ¿Fumar pasivamente la marihuana realmente tiene sus efectos?

¿Qué son las semillas de marihuana feminizadas?

Cogollos CBD y cogollos thc

Las semillas de marihuana feminizadas, que también pueden ser autoflorecientes y de rápido crecimiento, se crían selectivamente para producir 99% de plantas femeninas.

Una de las técnicas de feminización de semillas es estresar literalmente a una planta femenina sana interrumpiendo el ciclo de luz durante la floración (esta técnica se llama Rodelization Feminizing).

Otra técnica, la más adoptada, ya que es muy efectiva, es rociar una solución de tiosulfato de plata o sodio sobre las plántulas con flores. Esta solución inhibe una hormona particular involucrada en la floración, o etileno: después de la vaporización, las plántulas comienzan a producir flores con bolsas de polen.

Estas bolsas generalmente se desarrollan en plantas de marihuana masculinas, pero en este caso se forman en plantas femeninas y, por lo tanto, tienen una genética exclusivamente femenina.

¿Qué sucede cuando estas plantas tratadas polinizan otra planta femenina?

Sucede que esta última produce 99.9% de semillas femeninas.

Lee también: ¡Libros sobre marihuana que te convertirán en un cultivador exprimentado!

¿Qué tan importante es el sexo de las semillas de marihuana?

La importancia del sexo de las semillas de cannabis depende de cuánto tiempo quieras pasar para averiguar el sexo de las plantas y cuánto tiempo y energía te gustaría dedicar al cultivo de marihuana.

En general, entonces, usar solo semillas de marihuana feminizadas permite a los productores obtener un mayor rendimiento (plantando la mitad de las semillas en comparación con las que se usan cuando las semillas no provienen de plantas tratadas con tiosulfato).

Sin mencionar el tiempo ahorrado en controlar constantemente el crecimiento de las plántulas y descartar cuidadosamente, una por una, las que adquieren la apariencia de una planta masculina.

De hecho, los machos polinizan a las hembras, lo que lleva a la producción de semillas y limita la generación de flores con un alto contenido de cannabinoides.

Esto es, como puedes imaginar, muy inconveniente para los productores, cuyo objetivo generalmente es producir flores de cannabis con alto contenido de THC o cogollos CBD de marihuana legal con alto contenido de CBD.

En conclusión

Como habrás leído, los cultivadores de cannabis no pueden determinar el sexo de las semillas de marihuana antes de la germinación o incluso antes de la floración.

Por esta razón, si desean obtener una cosecha óptima sin descartar aproximadamente la mitad de las plántulas, generalmente prefieren optar por semillas feminizadas. Estas semillas provienen de plantas que han sido sometidas a un tratamiento que ha cambiado su genética, y producen 99.9% de semillas femeninas.