Marihuana e hipertensión

Marihuana cbd e hipertensión

Marihuana e hipertensión, esto es lo que tienes que saber al respecto.

¿Eres fanático de la marihuana CBD y quieres aprender más sobre los estudios de cannabis?

Has de saber que la investigación sobre la marihuana y sus efectos positivos no arrojan datos concluyentes debido a que se priorizan otros estudios antes que este.

La prohibición- ahora casi aunque no completamente superada, ha significado que el consumo de hierba estuviese prohibido en casi todos los países, especialmente si estos tenían alguna conexión especial con los Estados Unidos. Como resultado, la difusión de noticias sobre los beneficios de la marihuana también se redujo.

beneficios de la marihuana cbd

Además, hasta hace unas décadas, la única información disponible sobre la hierba era información negativa, manipulada incluso por muchos gobiernos (como se puede ver en diversos documentales sobre el cannabis).

Todos saben, por ejemplo, que fumar marihuana clásica pueden ser adictivo y alterar la psique debido al THC (esto, como ya sabrás, no sucede con el cannabis CBD). En 2017, comenzó a difundirse la noticia de que consumir hierba aumentaba significativamente el riesgo de muerte por hipertensión, la principal causa de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades del sistema cardiovascular.

¿Pero la marihuana y la hipertensión están realmente relacionadas? ¿Qué hay de verdad en esta afirmación?

El estudio (no veraz) sobre marihuana e hipertensión.

En 2017, un estudio publicado en el European Journal of Preventive Cardiology sobre la hipertensión como consecuencia directa del consumo de marihuana causó estupor.

Los autores de la investigación declararon que, según sus resultados, el consumo de cannabis podría tener efectos negativos en el sistema cardiovascular, aumentando el riesgo de muerte por hipertensión.

Los resultados se obtuvieron analizando datos de 1200 pacientes de 20 años y en adelante. La información se extrapoló de un estudio adicional, el National Health and Nutrition Examination Survey de los Estados Unidos y posteriormente se realizó una referencia cruzada con los datos de mortalidad del Departamento de Salud de los EEUU.

Lee también: 3 variedades de marihuana perfectas para la temporada de invierno

Por qué la investigación de 2017 sobre la marihuana y la hipertensión no es fiable.

marihuana legal y hipertensión

Aquellos que realizaron el estudio consideraron como “fumadores de marihuana” incluso a aquellos que la habían probado solo una vez; por lo tanto, no todos eran consumidores habituales. Tampoco estaba claro qué se entendía por “habituales”: ¿se refiere a quien usa la marihuana diariamente? ¿o tal vez a quien la usa una vez a la semana, o una vez al mes? Nada de esto estaba claro.

Como consecuencia, los resultados de la investigación solo pueden ser muy inexactos, ya que fumarte un porro una vez no puede condicionar toda tu vida ni, mucho menos, causar riesgo de hipertensión.

Eso no es todo: los narcotraficantes a menudo trafican con cannabis no puro, sino contaminado con otras sustancias. Veneno para ratas, laca o plomo son solo algunos de los elementos que a menudo contaminan las inflorescencias. Y no se sabe si las personas participantes en el estudio usaron marihuana segura o no.

En cualquier caso, el estudio, llamado “Efectos del uso de marihuana en la mortalidad cardiovascular y cerebrovascular“, fue retractado por el mismo editor de acuerdo con los autores.

De hecho, la investigación incluyó una encuesta sobre el uso de cáñamo realizado por personas que habían participado en la National Health and Nutrition Examination Survey. Pero no todos estaban vivos.

En lugar de los resultados del estudio, hay un aviso en la página web:

Un error metodológico condujo a distorsiones de la inmortalidad en los resultados de este artículo. Por lo tanto, los intervalos de supervivencia para los participantes utilizados en esta encuesta no fueron satisfactorios.

Todos los pacientes que murieron antes de 2005 no habrían podido completar la encuesta póstuma sobre el consumo de marihuana. Por lo tanto, no es posible determinar el uso de marihuana en pacientes que murieron antes de 2005. En consecuencia, el estado de supervivencia antes de completar la encuesta debería haber sido censurado”.

Pero aparte de este estudio, ¿qué se sabe sobre la marihuana y la hipertensión? ¿Qué sucede si nos centramos solo en el CBD, el ingrediente activo prevalente en la marihuana sin THC y el aceite de CBD ?

Lee también: Cerveza de cáñamo: ¿qué es exactamente?

CBD e hipertensión.

El cannabidiol, comúnmente llamado CBD, es uno de los principios no psicoactivos más importantes que se encuentran en el cáñamo. En particular, en el cannabis clásico, el CBD se acompaña de THC (a menudo en porcentajes altos); en el marihuana CBD, sin embargo, el CDB a menudo supera el 10 o 20%, mientras que el THC para la ley española debe ser inferior a 0,2%.

Es una sustancia con numerosos efectos beneficiosos para nuestro cuerpo; de hecho, el CBD tiene propiedades que lo permiten usar como:

  • inflamatorio
  • anticonvulsivo
  • antioxidante
  • antiemético
  • ansiolítico
  • antipsicótico

Pero las investigaciones aún están en curso, tanto es así que se está estudiando su posible capacidad para contener la propagación de ciertos tipos de cáncer.

Entre los estudios en curso está el de CBD como ayuda contra la presión arterial alta.

Tomemos como ejemplo la investigación “A single dose of cannabidiol reduces blood pressure in healthy volunteers in a randomized crossover study” que quiere decir “Una dosis única de cannabidiol reduce la presión arterial en voluntarios sanos en un estudio cruzado aleatorio”.

Durante este estudio, realizado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI) y publicado en 2017, 9 voluntarios varones sanos recibieron 600 mg de CBD o placebo en un estudio cruzado aleatorizado, controlado con placebo. Los parámetros cardiovasculares se monitorizaron utilizando un finómetro y láser Doppler.

El CBD redujo la presión arterial sistólica en reposo y el volumen sistólico, aumentando la frecuencia cardíaca y manteniendo el gasto cardíaco. De hecho, los sujetos que habían tomado CBD tenían presión arterial más baja (especialmente antes y después del estrés), aumento de la frecuencia cardíaca y disminución del volumen sistólico.

En respuesta al estrés, los sujetos que tomaron CBD experimentaron una reducción de la presión arterial y un aumento de la frecuencia cardíaca, con una resistencia periférica total más baja.

Estos datos muestran que la administración aguda de CBD reduce la presión arterial en reposo y aumenta la frecuencia cardíaca en hombres bajo estrés.

Según los investigadores, se necesitan más estudios para determinar si el CBD desempeña un papel en el tratamiento de los trastornos cardiovasculares.

¡Y los esperamos con ansias!

Fuentes:

https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/2047487317723212

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5470879/