Cómo la marihuana se apodera del negocio de la automoción

Coches y marihuana: los coches sostenibles son cada vez más reales

Marihuana y automoción: los coches eco-sostenibles del futuro son cada vez una realidad más próxima

Aunque las plantas de cáñamo siempre han sido demonizadas debido a la presencia de THC (la sustancia psicotrópica ilegal en muchas áreas del mundo), hoy en día, con el cultivo de cáñamo legal con un alto contenido de CBD, las cosas están cambiando considerablemente.

El cáñamo sativo no solo se explota a gran escala para la producción de muchos productos cosméticos y farmacéuticos, sino que también se han reevaluado sus fibras.

El cannabis siempre se ha utilizado en la industria textil, pero ¿y si te dijéramos que se puede utilizar para fabricar un coche?

Sí, estamos hablando de coches ecológicos, que son buenos para el medio ambiente y que pueden incluso ofrecer un rendimiento superior.

Todo esto es una realidad y aquí te explicamos por qué la marihuana y la automoción pronto podrían convertirse en la principal tendencia.

Desde el primer prototipo de coche de cáñamo hasta un futuro automotriz cada vez más ecológico

El hecho de que las fibras de cáñamo sean muy resistentes se conoce desde la antigüedad, no es casualidad que los tan queridos jeans también nazcan de las fibras de esta planta.

Recientemente, la creación de plástico de cáñamo con características únicas tanto desde el punto de vista de la resistencia como de la ligereza también ha despegado, pero ¿quién hubiera pensado que el cannabis CBD también se utilizaría para fabricar la mayoría de los componentes externos de un automóvil?

Marihuana y automoción: los coches del futuro se vuelven ecológicos.

Ya en 1941 Henry Ford dio forma al primer “Hemp Car” un coche fabricado casi en su totalidad con materiales derivados del cáñamo, pero a pesar de ser un proyecto innovador, no logró despegar.

Las causas siempre se han remontado al hecho de que en aquellos tiempos la marihuana se consideraba “peligrosa” por lo que el cultivo no estaba bien considerado, además también coincidió con un verdadero boom de los productos derivados del petróleo, para los cuales el cannabis representaba un obstáculo para los proyectos de un nicho de gente muy poderosa.

Sin embargo, aparentemente eso no fue todo.

Según Nathan Armstrong, un conocido ingeniero de vehículos canadiense, la razón también estuvo ligada a factores de resistencia, velocidad de realización y, en consecuencia, de precios.

Durante muchos años hemos intentado en vano crear un material a base de cáñamo que realmente pudiera competir con la fibra de vidrio desde el punto de vista de precio y prestaciones, pero faltaba una pieza que, finalmente, se ha identificado y que probablemente cambiará el futuro de los coches.

Tal vez consigamos automóviles que se alimenten con etanol de cáñamo en lugar de gasolina.

Ahora averigüemos en qué consiste esta “pieza faltante”.

Lee también: Hemp & Green Building: estas son las innovaciones que detonan el potencial del cáñamo en el sector de la construcción

La receta adecuada para integrar el cáñamo de forma permanente en el sector de la automoción.

A pesar de las limitaciones encontradas en los materiales producidos a partir de cáñamo para el sector automovilístico, hay quienes creyeron en él y no se rindieron.

Así es como un fabricante de automóviles de San Diego, Aptera Motors, recurrió a Natham Armstrong para centrarse una vez más en usar cáñamo para fabricar un vehículo con energía solar.

Lo que ha salido es algo bastante sorprendente.

Según el ingeniero Armstrong, nació un material elaborado a partir de cáñamo que supera a la fibra de vidrio y otros materiales más utilizados en el sector de la automoción tanto desde el punto de vista de resistencia, de precios y de rendimiento.

En resumen, una verdadera revolución en comparación con el pasado.

Lo que ha cambiado es la forma en que se usa la fibra.

Mientras que en el pasado las fibras de cáñamo se usaban en forma “libre” o en forma de una esterilla absorbente, la solución se encontraba en las fibras tejidas.

¿Qué cambios? En las pruebas anteriores las fibras de cáñamo literalmente terminaron absorbiendo toda la resina del compuesto por lo que fue necesario utilizar una mayor cantidad, y la resina es precisamente el material más caro. 

En el caso del uso de cáñamo en forma de “esterilla”, en cambio, las piezas obtenidas eran irregulares y llenas de protuberancias.

Con cáñamo tejido se han resuelto todos los problemas enumerados anteriormente.

El hecho de que las fibras estén entrelazadas de forma muy estrecha hace que se eliminen los problemas de absorción, además el material obtenido es liso y particularmente resistente, más que la fibra de vidrio.

La marihuana y la automoción son realidades

¿Por qué la marihuana y la automoción son el futuro?

Ser capaz de crear un material a base de fibras de cáñamo que sea más resistente y de rendimiento que los materiales habituales que se utilizan habitualmente para la construcción de coches es una gran noticia para el medio ambiente.

Pero más específicamente, ¿qué hace que la marihuana CBD sea la planta adecuada para el sector automotriz?

Las razones son muchas, pero se pueden resumir en: 

  • Rendición.
  • Resistencia.
  • Posibilidad de alcanzar precios mucho más bajos.

Empecemos por el primer punto.

Al cultivar un acre de marihuana CBD, se puede obtener una cantidad mucho mayor de biomasa que la que se obtiene cultivando otras fibras (hasta 30,000 libras por acre).

Además, el cáñamo permite obtener una fibra mucho más resistente y dura que otras plantas, especialmente si se cultiva en zonas frías y ventosas como Canadá (país de Armstrong).

En cuanto al precio del material, ahora sigue siendo alto porque se está procediendo de esta manera: el cáñamo se envía desde Canadá a Europa (donde hay una empresa que fabrica este cáñamo tejido en particular) y luego desde Europa las fibras entrelazadas son devueltas a Canadá.

El objetivo del fabricante de automóviles de San Diego en colaboración con Armstrong es poder realizar la inversión para poder trabajar las fibras directamente en el sitio, reduciendo los precios hasta la mitad o incluso una cuarta parte en comparación con la fibra de vidrio.

Esta posibilidad parece factible dentro de 5 años y, de ser así, el cáñamo ciertamente se hará asequible.

Las fibras de cáñamo ultrarresistentes y la resina biodegradable representan el futuro de la industria automotriz.

Lee también: ¿Puede el cáñamo ser un combustible? Así es como están las cosas

Para concluir

Como ves, el cannabis no es solo aceite de CBDhachís y textiles, sino que cuanto más se estudia esta planta, más se descubre que es un excelente recurso para muchos sectores.

Después de este estudio en profundidad, te invitamos a visitar nuestro CBD shop online Justbob, donde puedes comprar muchos productos coleccionables.

El cannabis CBD y sus derivados como el hachís legal te esperan en nuestra tienda de cannabis light Just Bob.

¡Nos vemos pronto!