¿Es legal cultivar cáñamo?

es legal cultivar canamo

¿Quieres cultivar cáñamo pero no sabes si es legal? Descubre todo al respecto.

El mercado de la marihuana legal se ha convertido en uno de los más fructíferos de los últimos tiempos, dando un gran impulso a la economía española (y más allá).

Entonces, ¿es legal cultivar cáñamo en España?

La respuesta es sí, pero es necesario aclarar el marco normativo actual.

CULTIVAR CÁÑAMO legal en España

Real Decreto 1729/1999 sobre cáñamo legal en España

Mediante el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre de 1999, el gobierno español ha autorizado el cultivo de 25 variedades de cáñamo industrial. En la misma ley también se recogen las condiciones para la concesión de subvenciones para cultivos destinados a la producción de fibras. Además, para que el cultivo de cáñamo sea legal en nuestro país, las semillas tienen que estar certificadas por la Unión Europea.

Es por esto que en España han surgido numerosas actividades, como tiendas de cultivo y tiendas de semillas especializadas en la venta de productos con un alto contenido de CBD, desde las inflorescencias de la marihuana legal seca hasta el aceite de CBD, pero también tés de hierbas, ropa y mucho más.

La legislación española, respaldada por la Directiva europea n° 53 del 13 de junio de 2002, donde se hace referencia al catálogo común de las variedades de las especies de plantas agrícolas, apoya el cultivo de cáñamo destinado al cultivo, la producción de alimentos, cosméticos y materias primas biodegradables, a fin de reducir el impacto ambiental y alentar a las empresas locales destinadas al crecimiento económico.

Todo esto no requiere ninguna autorización especial. Ahora bien, los agricultores tienen que respetar ciertas obligaciones y parámetros.

Es necesario cultivar variedades de cáñamo sativa con un bajo contenido de THC: hasta un límite máximo de 0.2%.

Esta restricción vinculada al tetrahidrocannabinol se debe a los efectos psicotrópicos que ejerce sobre los consumidores.

Además, el productor está obligado a conservar las etiquetas de las semillas compradas y las facturas por la compra de las mismas.

De esta manera, puede demostrar a las autoridades que ha utilizado las variedades permitidas, es decir, semillas de cáñamo legales inscritas en el Catálogo Europeo.

De hecho, es posible cultivar solo las semillas registradas en el catálogo europeo. Las cepas de semillas de marihuana que no están registradas en este registro son comercializables en línea y en el growshop, pero solo para recolectores porque las inflorescencias de la planta pueden no ser legales.

¿Algunos ejemplos de las variedades de cannabis permitidas por la ley? Marihuana CBD Lemon Cheese , California Haze CBD , Master Kush CBD y muchas otras.

La certificación europea es conveniente conservarla incluso después de presentarla a las autoridades locales pertinentes. También tendrás que dar de alta tu plantación en el Registro General de la Producción Agrícola que corresponda. Esto implica, entre otras cosas, que estés dispuesto a realizar análisis periódicos para certificar que tus cultivos cumplen con el nivel de THC permitido por la ley (no mayor de 0,2%).

Se aconseja encarecidamente avisar a la Guardia Civil del tipo de plantación que vas a llevar a cabo, de forma tal que si llegase un control puedas estar protegido al ya haber informado de tu actividad.

Por supuesto, es más que recomendable que toda tu documentación esté sellada por las autoridades de cara a las futuras inspecciones.

Con todo, esta ley nunca ha sido muy clara con respecto al consumo personal: de acuerdo con las reglamentaciones anteriores establecidas, no es legal consumir marihuana con fines recreativos.

El cultivo de cáñamo legal en interiores y exteriores es absolutamente posible. ¿Pero es posible cultivar también el cáñamo terapéutico o no?

Lee también: ¿Es realmente posible fumar aceite de CBD? Vamos a descubrirlo juntos

¿Qué dice la legislación española sobre el uso terapéutico del cannabis?

uso terapéutico del cannabis cbd

A día de hoy, para el cultivo de marihuana terapéutica en España nos regimos por una legislación desfasada. De acuerdo a la ley vigente (¡del año 1967!) es posible el autocultivo de marihuana para el uso terapéutico siempre y cuando se esté en posesión de una receta médica que acredite este tipo de tratamiento. También, la cantidad que se puede cultivar es limitada.

Obviamente, tener unas leyes tan desactualizadas es un problema. Por ello, en nuestro país se ha constituido el Observatorio Europeo del Consumo y Cultivo de Cannabis, formado por expertos en los ámbitos jurídico, sanitario y relacionados, con el objetivo de redactar una nueva propuesta de ley para la regulación del cannabis medicinal y terapéutico, el acceso a las semillas, la distribución de su producción, las asociaciones de usuarios y un amplio régimen sancionador para las infracciones de esta normativa.

Desde el Observatorio señalan que las leyes actuales en España no garantizan seguridad a los usuarios del cannabis terapéutico, puesto que se ven obligados a la adquisición del producto en el mercado negro con todo lo que ello supone (está controlado por mafias, no hay seguridad ni controles sobre la marihuana…), por lo que es urgente modificar el marco legal vigente, especialmente cuando se ha demostrado los beneficios del cannabis para el tratamiento de muchas enfermedades.

Usos del cáñamo legal

El cáñamo es un recurso natural cuyas propiedades se subestiman ampliamente en todo el mundo, aunque ha habido un aumento significativo en la venta de productos a base de Cannabis Sativa.

Si cultivas hierba legal, esto es lo que puede producir :

  • Alimentos: las semillas de cáñamo se pueden incluir en la dieta como complementos alimenticios, ya que son ricas en omega3, vitaminas y minerales;
  • Cosméticos: la vitamina E contenida en la planta tiene una importante acción antioxidante para contrarrestar el envejecimiento de la piel. Esta es solo una de las diferentes propiedades que estos productos confieren a nuestra cara, cuerpo o cabello;
  • Aceites y combustibles: el cáñamo, que se ha convertido en un recurso excepcionalmente versátil, puede usarse para reemplazar los combustibles producidos a partir del petróleo.

Los usos otorgados por la legislación no terminan aquí, ya que es posible obtener telas, papel y aplicarlo en el sector de la bioconstrucción. En resumen, ¡el cáñamo es en todos los aspectos una planta para mil y un recursos!

¿Por qué hablamos de un vacío legal sobre el cáñamo CBD?

Existen muchas controversias con respecto a la legislación vigente sobre el cannabis, ya que ni los comerciantes ni los consumidores tienen una comprensión clara del uso que se puede hacer de los productos de CBD .

Las inflorescencias están a la venta en negocios especializados, como justbob.es, que se comercializan en bolsas de hierba legal que serían exclusivamente con fines de coleccionismo, no para ser utilizadas personalmente.

Todo esto, por supuesto, va en detrimento del crecimiento económico de las empresas españolas, por lo que se considera necesario revisar las leyes vigentes y, sobre todo, debemos tener en cuenta el enorme potencial que tiene el cannabis.

Tomar CBD, de hecho, no solo ayuda a relajarse, sino que puede aliviar el dolor crónico, combatir los trastornos mentales, regular el ciclo de sueño-vigilia … Por estas razones se siente la necesidad de llenar este vacío legal y dejar claro el uso y los posibles métodos de ingesta de flores de cáñamo.

En los próximos años se espera una mayor liberalización hacia los productos de cannabis CBD, cuyos efectos positivos son innumerables y no conllevan contraindicaciones ni efectos secundarios.

Lee también: Dónde comprar aceite de CBD de calidad

Nuevas leyes sobre la marihuana legal en España

Los problemas asociados con el cultivo, la producción y la venta de cáñamo no son, por supuesto, ajenos a la política.

Actualmente, todavía no se han tomado posiciones definitivas, pero muchas personalidades notables han entendido la importancia de la legalización. De esta manera, será posible continuar apoyando la economía de nuestro país y detener el tráfico ilegal, poniendo fin a la prohibición que siempre ha caracterizado a España dando, finalmente, un paso adelante.