Cómo almacenar correctamente el aceite de CBD

Cómo almacenar correctamente el aceite de CBD

Aceite de cbd: aquí está el almacenamiento correcto para más beneficios

Vale, si has abierto este artículo es que no tienes muy claro cómo almacenar tu aceite de CBD.

Como imaginarás, un mal almacenamiento podría comprometer seriamente la calidad de tu producto, que tendrás que tirar porque quedará inservible.

¿Pero hay una solución?

La respuesta es sí, y si quieres saber cuál es, sigue leyendo este artículo, ¡definitivamente es para ti!

Cómo almacenar el aceite de CBD

Para conservar el aceite de CBD durante mucho tiempo, debe elegir el aceite de mejor calidad

Uno de los factores más importantes para la conservación del aceite de CBD es, sin duda, la calidad del aceite adquirido.

Elegir el aceite de CBD es un paso que no se debe pasar por alto ya que, dependiendo de la calidad de las plantas de las que se extraiga, el tiempo de conservación puede variar considerablemente.

¿Porque?

Sencillo: los nutrientes de los que se alimenta la planta y las condiciones en las que evoluciona afectan a la calidad, y por tanto a la conservación del aceite de CBD.

Nuestro consejo es elegir productos de tiendas locales y que sean lo más fiables posible, porque ofrecen transparencia:

  1. en la composición;
  2. en la calidad de sus productos.

Además, asegúrate de que los productos sean respetuosos con el medio ambiente, que no contengan pesticidas u otros productos químicos nocivos para la salud, y verifica el método de extracción utilizado.

Nuestra tienda de CBD cumple con todos estos criterios y ofrece una selección de aceites de calidad superior.

Lee también: CBD y alcohol: ¿cuáles son las interacciones entre estas sustancias?

Los factores de degradación del aceite de CBD

El CBD es un producto vegetal y por tanto, si quieres conservarlo durante mucho tiempo, requiere cierta protección.

¿Si pero como?

Hay algunos elementos que influyen mucho en las condiciones de almacenamiento del aceite de CBD. A continuación, enumeramos los cinco principales factores de degradación a los que debe prestar atención.

La luz

Es el factor de degradación número uno para el aceite de CBD.

¿Sabías que la luz produce rayos infrarrojos y ultravioleta que alteran las células madre del CBD? El CBD es fotosensible, por lo que se deteriora muy rápidamente en contacto con estos rayos.

En otras palabras, los cannabinoides se dañan y se vuelven menos potentes.

Para evitar este problema, es recomendable almacenar todos los aceites de CBD a la sombra, en un armario o en el frigorífico, ya que la luz artificial no tiene efectos negativos sobre esta sustancia.

La temperatura

Si deseas que tu aceite de CBD dure mucho tiempo, deberás dejarlo en un ambiente fresco.

Esto se debe a que los cannabinoides no toleran muy bien las altas temperaturas y pierden sus ingredientes activos con el calor.

Lo ideal es mantener los productos por debajo de los 21 °C. Para un almacenamiento más prolongado, podrías meterlo en el congelador, ¡pero recuerda que solo puedes descongelarlo una vez!

La humedad

La humedad es un factor muy importante para la conservación del CBD.

De hecho, debes proteger absolutamente tu aceite del contacto con el agua. Esto se debe a que la humedad crea un moho capaz de destruir los productos y dejarlos inservibles.

Por lo tanto, al almacenar el producto, asegúrate de que el recipiente esté libre de agua y condensación.

El aire

Nuestro consejo es mantener el aceite de CBD en su envase y cerrar bien la tapa.

Esto se debe a que el aire contiene moléculas imperceptibles a simple vista que actúan sobre el CBD y degradan los cannabinoides de la planta.

¿Un ejemplo?

Oxígeno.

El embalaje

Los productos de CBD se almacenan mejor en recipientes herméticos.

En cuanto al aceite de CBD, estará en una botella con vidrio de color y tapa herméticamente cerrada equipada con una pipeta específica. Se recomienda conservarlo tal cual hasta el final de su consumo y utilizar la pipeta suministrada por motivos de comodidad e higiene.

Almacenamiento del aceite de CBD

Vayamos al grano: ¿cómo almacenar el aceite de CBD?

Como mencionamos anteriormente, el lugar ideal para almacenar aceite de CBD debe ser oscuro y fresco.

Siempre que no esté en contacto con el agua, el aire libre y la luz solar, no tendrás ningún problema y podrás almacenar CBD durante mucho tiempo.

La conservación de los terpenos presentes en el cannabidiol es fundamental para que el producto dure en el tiempo: ten en cuenta que, si se conserva en las condiciones adecuadas, el aceite de CBD se puede consumir durante al menos 6 meses a 1 año después de abierto.

Sin embargo, ten en cuenta que abrir el producto todavía significa comenzar a degradar los ingredientes activos.

Por lo tanto, un consumo rápido es más favorable para obtener todos los beneficios del producto. Cuanto más espere para consumir aceite de CBD, más necesitará para lograr los mismos efectos.

Pero, ¿cómo entender cuándo ya no es posible consumir aceite?

Simple: si caduca, cambia de color, se oscurece, cambia de textura o de material.

Sin embargo, existen otros indicadores de que el producto está al final de su ciclo de vida:

  • el olor: si es diferente, el producto se ha transformado;
  • el color: si se oscurece, los cannabinoides han desaparecido;
  • el espesor: si es más denso de lo habitual, significa que su composición ha cambiado;
  • el sabor: si el aceite de CBD tiene un sabor rancio o soso, significa que está obsoleto o que ha perdido sus propiedades.

En cualquier caso, sigue siempre las instrucciones de la etiqueta del producto y consulta la fecha de caducidad indicada.

Lee también: Qué es el cannabis autóctono y cuáles son las variedades más conocidas

Conclusiones

En este artículo hemos visto cómo almacenar aceite de CBD para obtener el mayor beneficio.

Como probablemente sepas, el aceite de CBD es un producto con capacidades muy amplias, que debe ser tratado con mimo a cambio de sus virtudes.

Al ser considerado un producto natural comestible, tiene su propia vida útil y debe almacenarse cuidadosamente para conservar todos sus beneficios el mayor tiempo posible.

Como hemos visto, un mal almacenamiento del aceite de CBD puede provocar una disminución de la concentración de cannabinoides o el deterioro de los principios activos terapéuticos y relajantes presentes en el producto.

Eventualmente, si no lo almacenas correctamente, tu aceite de CBD perderá todos sus efectos.

¡Y eso sería una verdadera lástima!

Si tienes curiosidad por probar otros productos de cannabis CBD, ¡ven a visitarnos en nuestra tienda de CBD en línea, Justbob!