Curso de cannabinología en Padua: así es como podemos estudiar el cannabis en las universidades italianas

Estudiar cannabinología en Padua

La marihuana entra en las universidades del bel paese: ahora los estudiantes italianos pueden formarse en cannabinología

La introducción de la Ley 242 del 2 de diciembre de 2016, gracias a la cual se autorizó el comercio de productos de marihuana CBD, fue acogida como un paso hacia la superación del tabú del cannabis.

Desde entonces, los que se han opuesto a la prohibición han esperado a que las autoridades italianas siguieran por este camino, pero a decir verdad estas expectativas han sido en gran parte incumplidas, como lo demuestra el reciente rechazo del referéndum por la despenalización del cultivo doméstico de marihuana para uso personal.

A pesar de esto, sin embargo, los defensores del cannabis han obtenido un importante resultado después de la entrada del cáñamo en las universidades italianas: la universidad de Padua, de hecho, ha instituido un nuevo curso en cannabinología.

De eso se trata.

Pilas de libros universitarios

La cannabinología como materia de estudio en las universidades italianas: así sucedió

A decir verdad, la Universidad de Padua no fue la primera universidad italiana en introducir el estudio del cannabis. En 2019, de hecho, La Sapienza ofreció a los estudiantes del programa de maestría en Ciencias Sociales Aplicadas la posibilidad de inscribirse en un laboratorio extracurricular con tema ‘Análisis socio-económico del mercado del cannabis’.

El nuevo curso en cannabinología introducido en 2021 por la Universidad de Padua, sin embargo, recibió mucha más atención, probablemente debido a su corte científico dirigido al estudio de las propiedades farmacológicas de la planta.

Esta iniciativa ha sido promovida por el Departamento de Neurociencia de la Universidad con la colaboración de Cannabiscienza, una organización dedicada a la formación en materia de cannabis medicinal, y se articula de tal manera que aborda los siguientes temas:

  • las leyes italianas que regulan el cultivo, la elaboración y el uso farmacológico del Cannabis Sativa L.;
  • las características químicas de esta planta y su uso en diversos sectores (alimenticio, textil, médico, etc.);
  • el uso terapéutico del cannabis para el tratamiento de determinadas enfermedades;
  • el funcionamiento del sistema endocannabinoide.

Lee también: Hachís legal de calidad: ¿cómo podemos reconocerlo?

¿Cuáles son las perspectivas abiertas por la cannabinología en el campo médico?

La iniciativa de la Universidad de Padua ha provocado varias reacciones: por un lado hay quien considera este nuevo curso un gran paso adelante hacia el despacho aduanero del cannabis. Por otra parte, hay numerosos italianos que han acogido la noticia con frialdad o con abierta hostilidad, molestos por la combinación marihuana-educación.

El problema es que muchas personas todavía no pueden vislumbrar las ventajas de la formación de profesionales cualificados en el campo del cáñamo. Estudiar cannabinología, de hecho, no significa satisfacer la propia curiosidad sobre los efectos de una sustancia estupefaciente: significa formarse coherentemente con los horizontes abiertos por los resultados de las investigaciones médicas sobre el cáñamo.

El consumo de cannabis medicinal se está extendiendo desde hace varios años, es inútil negarlo. Y este fenómeno debe ir acompañado de la formación de profesionales de la medicina especializados en el uso farmacológico de esta planta.

Es en esta perspectiva que se debe evaluar la iniciativa de la Universidad de Padua. A medida que las investigaciones científicas recogen nuevas evidencias sobre las capacidades terapéuticas del cannabis, es oportuno que los profesionales de la salud se actualicen para aprovechar al máximo, y con seguridad, el potencial médico de esta planta.

Bandera de los Estados Unidos de América

La cannabinología en el resto del mundo: ¿dónde estamos?

La hostilidad hacia la idea de estudiar las propiedades farmacológicas del cáñamo no es un problema exclusivamente local. Baste pensar que, en el resto del mundo, la cannabinología se enseña en universidades de poquísimas naciones, entre ellas Canadá y Estados Unidos.

En los Estados Unidos, en particular, el estudio de esta planta se aborda en su totalidad gracias a numerosos cursos ofrecidos por diferentes universidades. Probablemente, este fenómeno está relacionado con el hecho de que Estados Unidos es el mayor productor mundial de cannabis del mundo y, por esta razón, su industria necesita profesionales cualificados en el sector del cáñamo más que en cualquier otro país.

La apertura de Estados Unidos hacia estas nuevas disciplinas se puede apreciar en particular analizando el nombre de un programa de grado introducido por la Universidad de Colorado: ‘Biología y Química de la Marihuana’. Lo que hace reflexionar es la elección del término con el que se ha indicado esta planta: marihuana y no cannabis.

Este es un detalle que muestra cuánto se despachó el cáñamo al otro lado del océano. La palabra ‘marihuana’, de hecho, es de origen mexicano, pero fue introducida en los Estados Unidos durante la década de 1930, tras la ola de prohibicionismo que prohibió por primera vez su producción y consumo.

Fue una decisión dictada por la voluntad de asociar el cannabis con una comunidad étnica que era percibida (erróneamente) como dedicada a actos criminales, incluido el consumo de drogas.

El uso de este término en las universidades estadounidenses demuestra claramente que las autoridades estadounidenses han decidido superar definitivamente el tabú del cannabis, una elección que esperamos que también pueda ser imitada por la clase política italiana.

Lee también: ¿Perro que come hachís? El riesgo de intoxicación peligrosa es muy alto

En conclusión

En este artículo hemos explicado cómo es posible formarse en cannabinología en la Universidad de Padua y en qué otras naciones del mundo se ha difundido el estudio de esta materia.

Es comprensible que, después de décadas de criminalización de esta planta, muchos italianos todavía la vean como una amenaza y no como una oportunidad. Sin embargo, no se pueden ignorar los resultados de un número cada vez mayor de estudios que parecen poner de manifiesto sus propiedades terapéuticas.

Por este motivo, el curso de estudios en cannabinología introducido por la Universidad de Padua debe considerarse un importante paso adelante para nuestro país, del que podrán beneficiarse todos aquellos pacientes que podrán ser tratados por los médicos del futuro gracias también a los conocimientos adquiridos por los especialistas en el uso farmacológico del cannabis.