¿Alcohol y cannabis juntos? Los efectos en el cuerpo

Los efectos en el organismo del consumo simultáneo de cannabis y alcohol

Conocimiento de las consecuencias del consumo de marihuana y alcohol

No es raro que los jóvenes y los adultos consuman alcohol y marihuana al mismo tiempo.

En este artículo tratamos de entender cuáles pueden ser los efectos en el organismo y qué riesgos conlleva.

La mezcla de alcohol y cannabis, más conocida como crossfading

El crossfading es un término que se utiliza para referirse a la mezcla de varias sustancias, concretamente el alcohol y la marihuana con THC (que no sea cannabis legal). Aunque para algunos parece ser una experiencia mística, muchas personas experimentan efectos poco deseables.

Por regla general, si una persona la utiliza ocasionalmente, en los estados donde la ley lo permite, no debería experimentar ningún problema o efecto secundario importante. Sin embargo, hay que ser prudente y evaluar todas las variables:

  • El grado de tolerancia al alcohol y al cannabis
  • El tipo de bebida alcohólica que se consume
  • El consumo de otras sustancias como la cafeína o el tabaco
  • Toma de medicamentos

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el orden en el que se toman el cannabis y el alcohol.

Chica bebiendo alcohol

Beber antes de fumar cannabis

Aunque no todos los estudios coinciden al 100%, hay pruebas de que beber antes de fumar provoca un aumento sustancial del THC, lo que hace que la hierba sea mucho más fuerte. Los efectos pueden variar según el individuo, por supuesto.

Estos son los síntomas más comunes:

  • Sudando
  • náuseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Paranoia
  • ansiedad
  • Ataques de pánico

En estos casos, debes sentarte en un lugar tranquilo, relajarte, mantenerte hidratado, comer algo para aumentar el nivel de azúcar en sangre y pedir ayuda a alguien.

Lee también: Estudios científicos sobre el cannabis: estos son los más singulares

Fumar cannabis antes de beber

En este segundo caso, la teoría más aceptada es que el cannabis (hablamos siempre de marihuana con THC y no de marihuana legal) tiende a reducir los efectos del alcohol, minimizándolos.

El riesgo es entonces que no te des cuenta de cuánto has bebido, lo que te lleva a beber más; en el peor de los casos, corres el riesgo de intoxicación etílica.

Consumir alcohol y cannabis al mismo tiempo también puede aumentar la dependencia de ambos, lo que hace que sea cada vez más difícil dejarlo.

Los estudios sugieren que el uso prolongado de ambos puede reducir la función cognitiva e incluso alterar la estructura del cerebro, especialmente del hipocampo.

También se ha demostrado que varios factores psicosociales están asociados al consumo simultáneo de estas sustancias, como

  • depresión
  • trastornos del comportamiento
  • percepción positiva del consumo de drogas
  • problemas relacionales
  • mayor intención de consumir drogas
  • etc.

El alcohol, la marihuana y el efecto green out

El alcohol y el cannabis también tienen un impacto negativo en el sistema nervioso, la memoria, el sistema motor y la percepción del tiempo.

Otro de los efectos indeseables es el conocido como efecto green out, que se refiere a la sensación de malestar que se tiene después de fumar marihuana, acentuada por el consumo de alcohol que provoca un aumento del THC.

Normalmente, cuando una persona pasa por esta fase, experimenta palidez, sudoración, náuseas, mareos y, en algunos casos, vómitos y alucinaciones.

Efectos de la mezcla de alcohol y cannabis

El alcohol y la marihuana pueden inhibir la capacidad de vomitar

El cannabis puede inhibir la capacidad de vomitar, y cuando se bebe mucho, los vómitos son una clara señal de que se tiene demasiado alcohol en el cuerpo y que éste intenta expulsarlo para protegerse.

Sin embargo, cuando el cannabis y el alcohol se mezclan, esta capacidad del organismo se pierde, lo que conlleva un mayor riesgo de intoxicación etílica o incluso de desmayos debido a los altos niveles de alcohol en sangre.

Mezclar marihuana y alcohol aumenta el riesgo de accidentes de tráfico

Según un estudio realizado por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, parece que el riesgo de accidentes de tráfico es significativamente mayor cuando los conductores han consumido marihuana y alcohol a la vez.

Esto se debe a que ambas sustancias alteran nuestro juicio, ralentizan nuestros reflejos y nos animan a correr más riesgos de lo normal, sin pensar demasiado en las consecuencias.

Por lo tanto, el efecto de desvanecimiento cruzado no sólo pone en riesgo nuestra propia existencia, sino también la de quienes nos rodean, ya que el alcohol y el cannabis dan la sensación de ser invencibles e inmortales.

¿Qué se puede hacer para mitigar los riesgos del crossfade?

  • Mantenerse hidratado
    El alcohol tiene un efecto diurético y, por tanto, aumenta la deshidratación del organismo.
  • No beber más de lo debido
    Fumar cannabis antes de beber ralentiza el proceso del alcohol y la sensación de embriaguez, haciéndote creer que puedes seguir adelante.
  • Buscar ayuda médica
    No esperes a que los efectos indeseados empeoren, busca ayuda de alguien que pueda ayudarte de verdad, especialmente si estás en una situación de “green out”, que puede tener efectos prolongados durante varias horas.
  • Comer algo
    Tener algo de azúcar en la sangre puede ayudar a sentirse menos enfermo.
  • No exagerar
    Aunque algunos estados permiten el consumo de cannabis con fines recreativos, demasiado es demasiado. Nunca se puede exagerar cuando se trata de alcohol y cannabis, y mucho menos cuando se decide mezclar ambos.

Lea también: El cannabis y el ciclo menstrual: el efecto sobre los calambres y el dolor

En conclusión

Como hemos visto, la combinación de alcohol y marihuana puede desencadenar reacciones muy peligrosas en el organismo, de las que deberías alejarte.

Después de esta visión, antes de despedirnos, si estás interesado en el cannabis legal y sus derivados sin THC, te invitamos a visitar nuestra tienda online Justbob.es.

Elige entre hierba ligera, hachís y aceite de CBD. ¡Te esperamos!