Aceite de CBD para ancianos: ¿puede ser una alternativa terapéutica?

Alternativa terapéutica para las personas mayores: el aceite de CBD

Con múltiples propiedades beneficiosas y sin efectos secundarios, el cbd puede aliviar muchas dolencias relacionadas con el envejecimiento.

Si todavía tienes la suerte de poder ir a comer a casa de tus abuelos, no puedes dejar de notar la cantidad exagerada de medicamentos que se ven obligados a tragar antes, durante y después de la comida.

Por supuesto, los medicamentos son muy útiles y nos salvan de muchas enfermedades, pero un uso inmoderado – ¿o sería mejor decir abuso? – ¿no tendrá consecuencias perjudiciales para su frágil organismo?

Es inútil tergiversar: obviamente las tienen. Como regla general, al evaluar los posibles efectos secundarios de una terapia, se debe prestar atención a la relación riesgo-beneficio y, a menudo, los beneficios tienen un peso mayor. A corto plazo, ¿el razonamiento no cambia, sino a largo plazo?

Si te dijera que existen terapias alternativas que parecen aportar los beneficios esperados, pero sin efectos secundarios, ¿intentarías revertir la tendencia?

En este artículo te explico cómo el CBD puede aliviar las dolencias típicas de la tercera edad y por qué no deberíamos subestimar.

Lee también: Aceite de CBD para gatos: uso, dosificación y consejos para nuestros compañeros felinos.

¿En qué circunstancias el uso del CBD puede ser una solución?

El CBD, o cannabidiol, puede ser un aliado importante en el tratamiento de algunas dolencias, como la ansiedad o el insomnio, pero tiene propiedades beneficiosas muy útiles incluso en el caso de patologías más graves, como la epilepsia o la esclerosis.

En el caso específico de los pacientes de edad avanzada, el CBD resulta útil para contrarrestar toda esa serie de trastornos estrechamente relacionados con los procesos del envejecimiento, como dolores articulares o dificultades para mantener el correcto ciclo sueño-vigilia.

También son típicos de la tercera edad los ataques frecuentes de ansiedad, cuando esta no se vuelve crónica, y la depresión.

En todos estos casos, las propiedades relajantes, analgésicas y neuroprotectoras del CBD pueden proporcionar alivio y también ayudar a mejorar las capacidades cognitivas, como la memoria y la capacidad de concentración.

Veamos ahora, con más detalle, cuáles son los usos del CBD que pueden adaptarse bien a las necesidades de las personas mayores.

CBD para el control de la ansiedad.

La ingesta de CBD, gracias al tipo de interacción que se instaura con nuestro sistema endocannabinoide, induce una sensación de calma, reduciendo notablemente el estrés. Es particularmente útil para manejar situaciones como delirios paranoicos, psicosis o alucinaciones. Además, también ayuda significativamente en el tratamiento del insomnio.

CBD para el dolor crónico.

El CBD tiene conocidas propiedades antidolorificas y analgésicas. Esto lo hace particularmente adecuado en el tratamiento del dolor crónico, también debido a su alta tolerabilidad. De hecho, no tiene efectos secundarios significativos, a diferencia de sus competidores directos: los opiáceos.

Una anciana feliz porque el aceite de CBD le hizo desaparecer el dolor

CBD para reducir el dolor articular y muscular.

Otro trastorno que suele aparecer con la edad es la artritis reumatoide. Tal vez no sepas que es una enfermedad autoinmune y el sistema endocannabinoide, entre otras cosas, regula el sistema inmunológico. Por esta razón, el CBD es particularmente eficaz en la reducción de los síntomas de este problema.

CBD para limitar los temblores de la enfermedad de Parkinson.

Al igual que otras enfermedades, la enfermedad de Parkinson también se asocia principalmente con la vejez. Se ha demostrado científicamente que el CBD tiene una acción antioxidante, obstaculizando el curso degenerativo. Además de atenuar los síntomas, desempeña un papel fundamental en el proceso de progresión de la enfermedad, ralentizándola.

CBD para contrarrestar la osteoporosis.

Los receptores sensibles al CBD también se han detectado recientemente en los huesos. Esto explica cómo el CBD tiene un gran potencial también en este ámbito. De hecho, parece que puede ralentizar el proceso de deterioro de la estructura o sea y facilitar la regeneración de los tejidos, especialmente después de fracturas, muy comunes entre los ancianos.

CBD para reducir la aparición de diabetes.

Según algunos estudios aún en fase de conclusión, la ingesta de cannabinoides, como el CBD, parece tener el potencial de contrarrestar la aparición de la diabetes – tanto de tipo 1 como de tipo 2 – y de obstaculizar su progresión. Además, ayuda a controlar los síntomas típicos de esta dolencia, como la hipersensibilidad a la temperatura, la inflamación y, por supuesto, el dolor.

CBD para contener la depresión.

La ingesta de CBD se ha asociado durante mucho tiempo con el aumento de la producción de serotonina, la hormona del buen humor. Aumentar este aspecto es de gran ayuda en la lucha contra la depresión, que parece tener su origen en niveles demasiado bajos de esta hormona. Además, las propiedades relajantes y sedantes del cannabidiol ayudan a contrarrestar los trastornos del sueño, a menudo asociados con esta enfermedad.

CBD para mejorar las condiciones cognitivas.

En pacientes con Alzheimer, parece que el consumo de CBD puede mejorar considerablemente aspectos como la orientación, el estado emocional y el lenguaje. Esta acción se debe a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del CBD, que también tiene una acción estimulante de la neurogénesis.

CBD para varices e hinchazón en las piernas.

El CBD, gracias a su acción antiinflamatoria, es una gran ayuda incluso en caso de hinchazón de las piernas y problemas circulatorios, como las venas varicosas.

CBD para reducir el daño del accidente cerebrovascular.

Estudios científicos preliminares parecen demostrar cómo el cannabidiol puede ser determinante para reducir el daño causado por un accidente cerebrovascular y acelerar la recuperación neuronal en la fase posterior al episodio isquémico.

Lee también: Tetrahidrocannabivarina: fórmula, usos y lo que se explica simple.

Ancianos y adicción a los medicamentos: ¿puede el CBD ser una alternativa?

La persona mayor comprueba los medicamentos que tiene que tomar a diario

Al hablar de las personas mayores y de las enfermedades que les afectan, no podemos dejar de examinar un aspecto muy importante: el abuso y la consiguiente adicción a los medicamentos.

Aquellos de nosotros que no corremos a tomar una pastilla cuando nos duele la cabeza, pero aquí la cuestión es muy diferente.

En el caso de las personas de edad avanzada, es raro que se recurra al uso de medicamentos de forma esporádica. De hecho, a menudo se trata de terapias para curar – o al menos aliviar – dolencias crónicas, que pueden durar muchos años.

Teniendo esto en cuenta, debemos detenernos un momento a reflexionar sobre los aspectos negativos de estos hábitos. A menudo, el mantenimiento de ciertos tratamientos conduce a la aparición de nuevos problemas.

Los medicamentos a tomar son muchos, todos diferentes y potencialmente tóxicos para el organismo. No en vano, una condición muy común en los ancianos es, de hecho, la fatiga del hígado y los riñones.

Otro aspecto, además, se refiere a las dosis. El organismo, como sabemos, tiende a acostumbrarse fácilmente a la absorción de los fármacos. En consecuencia, se necesitan dosis cada vez mayores para producir los mismos efectos. ¿Pero a qué precio?

El CBD, en cambio, como habrás leído, se presta al tratamiento de una miríada de dolencias, sin obligar al organismo a ingerir cócteles de medicamentos potencialmente – y paradójicamente – perjudiciales para la salud.

Además de ser útil para usos de diferente naturaleza, no tiene contraindicaciones. ¿Necesita saber más?

En conclusión, ¿puede el aceite de CBD ser una alternativa terapéutica?

La cuestión del cannabis y su uso en España sigue siendo muy controvertida.

Si en otros países del mundo, de hecho, las terapias a base de marihuana han sido acogidas con entusiasmo, en lo que respecta España, todavía nos encontramos atascados en el estereotipo “cannabis = droga”.

Sin embargo, las investigaciones permiten esperar una futura conciencia más objetiva y menos moral.

Si quieres saber más sobre los productos derivados del cannabis, visita nuestra tienda en línea Justbob, líder en la industria del cannabis CBD en Europa.